viernes, 16 de octubre de 2009

Trece jóvenes visitan Argentina de manera responsable.


El miércoles 30 de Septiembre, llegó a nuestro país el grupo Tent desde Londres con el fin de visitar nuestro país y contribuir con proyectos sociales y ambientales.
En su primer día, con Mariluz, recorrieron la ciudad en un city tour donde conocieron la historia de nuestro país y nuestros principales barrios.

De la mano de Elvira hicieron un tour sobre la comunidad judía en Argentina donde visitaron templos, fundaciones, panaderías y el emblemático barrio de Once. Durante el recorrido asistieron a la Fundación Tzedaká y su programa de la farmacia central, donde hicieron una experiencia de voluntariado y clasificaron donaciones de medicamentos. Por la noche se reunieron con representantes de la Fundación Judaica en el templo situado en la calle Libertad. Durante el recorrido hicieron contribuciones con la AMIA, Fundación Tzadaká y Templos.

En su tercer día hicieron el tour La Boca, con Gaby como guía, donde conocieron Caminito, el estadio de Boca Juniors, y lo más importante y responsable de este tour fueron las visitas a las cooperativas barriales que colaboran con chicos y mujeres desempleadas, siendo una de las cooperativas una manufacturera de alfajores artesanales y la otra una cooperativa editora de literatura vanguardista de Latinoamérica.

El fin de semana lo pasaron en el club Hebraica, en Pilar, donde realizaron distintas actividades deportivas, festejaron Sukkot, y compartieron un fin de semana rodeados de una comunidad activa y vibrante como es la que integra la Sociedad Hebraica Argentina. Agradecemos especialmente a los socios y directivos de esta institución que nos recibieron con calidez y atendieron con mucha alegría al grupo de ingleses.

Posteriormente emprendieron un viaje para conocer la vida rural en Argentina y visitaron junto a Sandra un campo ecológico ubicado en Pardo que se encuentra en el km. 223 en la provincia de Buenos Aires. Pardo, un pueblo de entre 100 y 200 habitantes cuyo tamaño se achica año a año, lucha contra esta tendencia tratando de retener a su población con proyectos que permitan su desarrollo económico. El pueblo lo recorrieron en tractor visitando el museo-casa de Bioy Casares, la panadería, el almacén, el club y la estación ferroviaria que se conserva intacta. Además visitaron una iglesia que fue abandonada porque estaba muy lejos del centro y de la estación ferroviaria. Todos estos atractivos muestran como son los pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires.
Durante las noches, disfrutaron de una peña folklórica con gauchos locales, comida elaborada por los lugareños, un asado sin igual, y observaron las estrellas con telescopios profesionales.
Otro de los destinos importantes de su viaje fue Iguazú, donde visitaron, una comunidad Guarini de unas 700 familias, que mantienen su lenguaje y sus costumbres, viviendo en la selva misionera. Recorrieron la selva de la mano de un guía local mbya-guariní. Disfrutaron del atardecer, del fogón escuchando leyendas e historias de su comunidad.
Y lo imperdible estando en Misiones, fueron las Cataratas del Iguazu, en el Parque Nacional que deslumbran a todo visitante que se acerca a ellas.
Sus últimos días en Buenos Aires los pasaron recorriendo la ciudad, fueron al partido Argentina-Perú y cerraron su viaje en La Milonguita donde tras una clase de tango pudieron practicar el 2x4.

1 comentario:

Esther dijo...

Ay! que lindo!!! me encanta la idea de estos jóvenes de venir a Argentina a hacer ese tipo de actividades... me parece maravilloso!!!
Un excelente ejemplo que todos deberíamos copiar.

Un cálido saludo,
Esther